Manchas

manchasCómo sacar algunas manchas

– Tinta de bolígrafo

  1. Calienta un poco de leche en una olla y cuando esté a temperatura considerable, sumerge la parte de la prenda manchada con tinta por media hora; luego lava de forma tradicional.
  1. Si la mancha acaba de ocurrir, agarra una toalla de papel y haz presión firmemente para absorber la tinta todavía húmeda. No la frotes ya que esparcirás más la tinta.
  1. Usa alcohol para quitar la tinta si aún la mancha no se ha establecido. Esto neutralizará el pigmento en la tinta y desaparecerá la mancha.
  1. Si la mancha lleva horas: coloca una toalla de papel debajo de ella, mezcla bicarbonato de sodio con agua para crear una pasta y aplícala suavemente en la mancha de tinta. Deja actuar por 30 minutos y luego limpia con un paño limpio y húmedo. Lava la prenda con agua fría y con detergente.

– Chocolate

  1. Prepara una mezcla de glicerina y yema de huevo, viértela sobre la mancha y deja secar por 15 minutos. Luego frota la superficie con un cepillo de cerdas suave y lava tradicionalmente.
  1. Mezcla 1 cucharada de amoníaco con 2 tazas de agua y aplica sobre la mancha. Deja actuar por 5 minutos, enjuaga y lava la tela como lo harías normalmente.

Masticar goma de mascar es super delicioso para todo niño, y es inevitable que en algún momento se pegue a la ropa. Prueba lo siguiente para quitarlo:

  1. Coloca la prenda dentro de una bolsa de plástico y asegúrate que la goma de mascar no se pegue a la bolsa. Cierra la bolsa y colócala en el congelador durante varias horas hasta que la goma de mascar se congele. Luego abre la bolsa, saca la prenda y despega la goma de mascar con un cuchillo (al estar congelado es más fácil retirarlo porque se queda sólido).
  1. Sumerge la tela con la goma de mascar pegada en agua caliente. Mientras esté en el agua, despégala usando un cepillo de dientes o un cuchillo.
  1. Frota la superficie con un trapo con alcohol, y espera unos minutos para intentar quitar la goma de mascar con una espátula o un cuchillo con cuidado.
  1. Coloca la prenda en la parte de arriba de un cartón, y que la goma de mascar quede entre la tela y el cartón. Pasa la plancha a temperatura media y la goma de mascar debería despegarse de la tela y quedar en el cartón.

Los pantalones y las faldas con el uso frecuente denotan un peculiar brillo. Elimínalo humedeciendo un paño con agua y vinagre, pásalo por la superficie brillosa y rápidamente pasa la plancha.

En lugar de cepillar y degastar el tejido de los cuellos de las camisas, remoja la prenda con medio jugo de limón, deja actuar por 10 minutos, enjuaga y lava normalmente.

Es recomendable lavar las prendas al revés para evitar la aparición de las bolitas que se producen con el roce, y retrasar la perdida de color que sufre la ropa con tantos lavados.

Haz que tus niños se sientan bien con el uniforme escolar, esto será un factor positivo para el buen desarrollo de sus estudios y su socialización con sus compañeritos. Con estos simples consejos los uniformes de tus hijos durarán por mucho más tiempo.